5 mitos comunes sobre la salud renal

¡Es el Mes Nacional del Riñón! Entonces, ¿qué mejor momento para unir fuerzas y ayudar a difundir la verdad sobre la salud renal? Desafortunadamente, muchas personas se aferran a información desactualizada o incorrecta sobre nuestros riñones. Para obtener más información, lea nuestro último blog, donde desacreditamos 5 mitos comunes sobre la salud renal.

Salud renal: conceptos erróneos comunes

Cuando se trata de un órgano tan vital como nuestros riñones, es esencial distinguir la realidad de la ficción. Si bien algunos mitos sobre los riñones pueden contener una pizca de verdad, muchos son puros mitos. Para ayudar a aclarar cualquier confusión, analicemos 5 de los mitos más comunes asociados con la enfermedad renal para que todos puedan tomar decisiones informadas sobre la salud de sus riñones.

Mito 1: la enfermedad renal crónica es curable

Por sorprendente que suene, la realidad es que la enfermedad renal crónica ha sin cura conocida. La salud renal se puede mejorar y mantener a través de la nutrición, cambios en el estilo de vida y, en algunos casos, medicamentos. Sin embargo, cualquier problema grave subyacente que afecte a estos órganos críticos, como la diabetes o el lupus, puede causar diversos niveles de daño y no es algo que pueda curarse. Sin embargo, requiere mantenimiento continuo y atención médica para mantener las mejoras realizadas.

Patient holding side as if to indicate pain while talking to doctor.

Mito 2: la enfermedad renal es rara

Aunque muchos creen falsamente que la enfermedad renal es una condición poco común, la verdad es que es demasiado común. Casi 1 de cada 3 adultos estadounidenses corren el riesgo de desarrollarlo debido a que tienen diabetes, presión arterial alta o antecedentes familiares de la afección. Además, sobre 37 millones de estadounidenses actualmente padecen enfermedad renal crónica (ERC), y más de 690.000 viven afectados por insuficiencia renal terminal.

Mito 3: Los signos de enfermedad renal serán obvios

Desafortunadamente, muchas personas se suscriben a la idea de que si tienen problemas con la enfermedad renal, se darán cuenta rápidamente. ¡Esto no podría estar más lejos de la verdad! La enfermedad renal a menudo se llama un asesino silencioso porque rara vez revela síntomas aparentes hasta que se convierte en problemas de salud más graves. Estos síntomas esquivos hacen que sea aún más importante estar al tanto de su salud renal. La detección temprana es clave para tratar con éxito y eficacia cualquier problema relacionado con los riñones. Si no se trata, puede provocar afecciones potencialmente mortales, como insuficiencia renal terminal.

Mito 4: La prueba de la enfermedad renal es un proceso complicado y largo

A pesar de lo que pueda haber escuchado, hacerse la prueba de la enfermedad renal no tiene por qué ser demasiado complejo ni llevar mucho tiempo. Por lo general, el proceso solo implica un único análisis de sangre como parte de su rutina física o un análisis de orina rápido e indoloro. Si ocurre algo inusual en sus resultados, su médico le aconsejará sobre los próximos pasos necesarios. La tecnología moderna ha facilitado la recibir rápidamente los resultados de las pruebas. La mayoría de las pruebas tardan menos de una hora en completarse. Pueden detectar cualquier problema con la función renal desde el principio, por lo que el tratamiento puede comenzar más temprano que tarde.

Mito 5: No hay nada que pueda hacer si está en riesgo de enfermedad renal

Algunas condiciones existentes aumentan sus posibilidades de enfermedad renal, pero decir que no hay nada que pueda hacer es falso. Así que no te dejes engañar. Incluso si está predispuesto a tener problemas renales, es posible tomar medidas proactivas para mantener sus riñones sanos. En primer lugar, es importante tener en cuenta estos 5 mitos comunes sobre la salud renal al avanzar. El paso más importante es mantenerse al día con las citas médicas periódicas y los análisis de sangre; esto ayudará a mantener su salud bajo control y permitirá que su médico detecte cualquier problema potencial desde el principio. Además, comer una dieta saludable baja en sal y azúcar, mantenerse físicamente activo y reducir el estrés son excelentes maneras de proteger sus riñones del daño. ¡Tomar estos pequeños pasos ahora puede tener grandes beneficios en el futuro!

At Clinical Pharmacology of Miami Urine Good Hands!

En Clinical Pharmacology of Miami, tenemos próximos estudios renales dedicado a crear un mañana mejor para los pacientes con ERC. Contáctenos al (305) 817-2900 o Visite nuestro sitio web para conocer más sobre nuestros servicios!

Recursos:

https://www.kidney.org/sites/default/files/11-10-1811_silentkiller.pdf

https://www.kidneyfund.org/resource/myths-facts-about-kidney-disease

Español de México

LOS ESTUDIOS ESTÁN MATRÍCULA AHORA!

Enfermedad renal/hepática

¿Usted o alguien a quien ama tiene enfermedad renal o hepática? Si es así, inscribirse actualmente en estudios de investigación puede ser una opción en su área.